Nubes de tormenta sobre Cancún

4 marzo, 2013

Por Ruben Arvizu*

El nombre Cancún evoca imágenes de suaves playas de arena blanca, cristalinas aguas azul turquesa, complejos de mega-hoteles, y las antiguas ruinas mayas ... básicamente, un paraíso natural con muchas y divertidas actividades.

Sin embargo, un nuevo visitante se cierne en el horizonte y no es otro crucero de lujo. De los modernos cruceros desembarcan hasta 4500 turistas semejándose a los bancos de peces entre los que van a bucear ese mismo día. En este caso, el nuevo visitante es el Dragon Mart Cancún- un gigantesco desarrollo industrial, comercial y habitacional en las cercanías de Puerto Morelos, un pequeño y tranquilo pueblo pesquero rodeado de belleza natural a tan sólo 20 kilómetros de Cancún. Planean instalarse permanentemente en esta selva idílica para mostrar y vender productos y mercancías procedentes de China ... algo similar, pero más grande que su otro proyecto en Dubai, que cuenta con 3.950 tiendas que se extienden en más de un millón y medio de metros cuadrados.

El impacto ambiental sería tan colosal como el propuesto desarrollo, sin mencionar las implicaciones sociales y económicas adversas para la comunidad local. La primera etapa considera la llegada de enormes buques comerciales descargando 140 contenedores por día. El tráfico con su contaminación acompañante sería un terrible golpe ecológico para el adyacente fondo marino del Sistema Arrecifal Mesoamericano, la segunda barrera de arrecifes más grande en el mundo.

Dragon Mart

Dragon Mart Cancún será la mayor empresa comercial de China en el continente americano. Los permisos, extrañamente apoyados por algunos altos funcionarios mexicanos, tiene algunas similitudes con el reciente escándalo de soborno de Wal-Mart en México.

El proyecto se encuentra actualmente detenido gracias, en parte, a la oportuna acción legal y valerosa del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA). Esta organización ha recibido el apoyo de importantes ONGs como la fundación de Jean-Michel Cousteau, Ocean Futures Society.

Pero si este procedimiento legal falla y el proyecto sigue adelante, Puerto Morelos y sus alrededores serán devastados con el desarrollo de cerca de 1.400 hectáreas, que incluirá varios edificios industriales, centro de negocios y una enorme zona comercial. Además, se construirán viviendas para más de 3.500 ciudadanos chinos y sus familias que emigrarían de manera permanente a la región para trabajar y administrar las instalaciones. Aquí se plantea la pregunta sobre el papel y la función de los trabajadores locales mexicanos.¿Van a ser marginados a sólo trabajos inferiores, sin puestos gerenciales?

Dragon Mart

El impacto ambiental negativo no es la única amenaza que hay que tener en cuenta. La industria mexicana - textil y zapatera entre otras, sentirá el adverso efecto económico. Los aranceles de importación favorables permitirán una afluencia masiva de todo tipo de bienes y productos chinos, muchos de ellos de mala calidad, inseguros, con un largo historial de problemas y retirados del mercado. México no puede permitirse otra situación que daría peores resultados que la de socio no igualitario que le ha dado NAFTA.

Estos productos no tardarían en inundar el continente americano de norte a sur, sin ningún tipo de control de calidad de fabricación. La lista de los productos chinos de mala calidad es grande y sigue aumentando. A continuación se muestra una lista de sólo algunos casos. Invitamos a a nuestros lectores a visitar los siguientes enlaces para ilustrar este punto.

Dragon project Cancun

Es para nuestro beneficio el prestar atención a esta situación de nuestro vecino del sur. Nuestro mundo globalizado trae este escenario y su impacto muy cerca de casa. Tenemos que ser ciudadanos conscientes y consumidores inteligentes. El consumismo en aras del consumismo no construye las comunidades que necesitamos erigir para un futuro viable. Usted, como lector, participe, investigue, llame a la Embajada de México y sus consulados y exprese su preocupación ante este grave asunto.Lo que está en juego no son sólo puestos de trabajo, sino el medioambiente de toda una región y la vida sustentable de las generaciones futuras.

Gracias,
Ruben Arvizu

* Rubén Arvizu, colabora con la organización de Jean-Michel Cousteau, Ocean Futures Society, como Productor fílmico y escritor, y Director para América Latina. En marzo de 2012 fue nombrado Embajador del Pacto Climático Global de Ciudades.

Primera fotografía: Una cantidad considerable de terreno ya ha sido desmontado a pesar de no contar con la autorización final de SEMARNAT, la Secretaría del Medio Ambiente de México. Una línea de árboles ha sido dejada frente a la carretera para bloquear la vista de la devastación. Foto Rodrigo Elizarrarás

Segundo Fotografía: El Gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, revisando el modelo de Dragon Mar en junio de 2012. Foto cortesía infolliteras.com

Tercera fotografía: Dragon Mart Cancun – Model. Foto cortesía infolliteras.com